Blog

Un paseo por algunas playas de Málaga

Si Málaga es famosa por algo, es por la Costa del Sol. Millones de turistas acuden cada año desde mediados del siglo XX a disfrutar de los 150 kilómetros de playas de que dispone nuestra provincia. Con nuestro clima cálido y en algunas zonas subtropical, con más de 300 días de sol al año y una temperatura media de 19ºC, y una diversidad paisajística, cultural y de ocio inigualables, es un reclamo irresistible para los visitantes nacionales y extranjeros. La mayoría de las playas malagueñas son arenosas con unas pocas excepciones en Manilva, Mijas, Torremolinos, Benalmádena, Rincón de la Victoria y Maro. Encerradas entre el mar y la montaña, encuadradas en las bahías de Málaga y Estepona separadas por la punta de Calaburras, estas playas tienen diversas morfologías, incluyendo acantilados, desembocaduras de ríos cortos, calas y dunas. Son playas poco profundas con aguas de temperaturas suaves de predominio mediterráneo pero influidas por las corrientes del Atlántico que atraviesan el Estrecho, por lo que tienen una gran riqueza pesquera. En el 2017, diez municipios malagueños han conseguido la “bandera azul” que las instituciones de la Unión Europea conceden a las playas de mayor calidad, en concreto Torrox, Algarrobo, Vélez, Rincón de la Victoria, Benalmádena, Mijas, Fuengirola, Marbella, Estepona y Manilva. Hay más de cien playas en la provincia, así que si no tenemos tiempo para verlas todas, ¿cuáles podríamos destacar? Las calas de Maro son de difícil acceso, al pie de profundos acantilados por los que se baja por largas escaleras, pero son pequeñas playas naturales casi libres de intervención humana donde se puede disfrutar casi de intimidad y de un paisaje muy hermoso. Es una zona declarada Paraje Natural donde las sierras de Tejeda, Almijara y Alhama llegan hasta el mar con montes erosionados por las olas. Otra playa axárquica de gran atractivo es la playa de Calahonda en Nerja, situada al pie del famoso Balcón de Europa. Con aguas limpias y cristalinas, es una playa semiurbana con múltiples servicios a la que se accede por unas escaleras en los roquedales que la separan de la misma ciudad de Nerja. Sus atardeceres son de los más valorados por los visitantes de la provincia. Hay playas específicas para perros, como la de Arroyo Totalán, entre Rincón de la Victoria y Málaga, en la que ambos ayuntamientos han situado servicios y un amplio espacio para los amantes de los animales. Si estás en medio de la Costa del Sol, la aglomeración de personas resulta incómoda en ocasiones. Así que conviene saber que incluso en Mijas puede uno aislarse un poco, como en la playa de El Faro de Mijas, situada en la zona de La Cala. Son un conjunto de pequeñas calas rocosas con poca arena y de difícil acceso, separadas de las zonas urbanizadas por la carretera nacional y las estribaciones rocosas de la Sierra de Mijas que se adentran en el mar. Uno de los sitios de España donde los chiringuitos se convirtieron en leyenda es en la Costa del Sol, y concretamente en Torremolinos. Destaca por su historia y por su maravillosa gastronomía la playa de la Carihuela, donde es incluso ofensivo ir sin probar sus espetos de sardinas y otras delicias. En Puerto Cabopino, Marbella, se encuentran las Dunas de Artola en la playa del mismo nombre. Son dunas fósiles y móviles con vegetación resistente típica mediterránea y arbolado cerca de la línea costera. Es una zona declarada “Monumento natural” por la Junta de Andalucía, y constituye casi el único ejemplo superviviente de cómo era la mayor parte de la costa malagueña salvaje hasta mediados del siglo pasado cuando la fuerte urbanización cambió todo el paisaje litoral. Está enclavada en la zona este del municipio marbellí y cuenta con zonas nudistas. En la Costa del Sol hay muchas playas urbanas de alta calidad, algunas con todas las comodidades imaginables, como la de La Rada en Estepona, tres kilómetros de arena gris a unos pasos del Paseo Marítimo de la ciudad con absolutamente “todo” a mano: restaurantes, hoteles, servicios, ocio… Fuengirola es un municipio cuyo término está totalmente urbanizado, y cuyas playas se encuentran entre las de más calidad de la provincia, con todo tipo de servicios a disposición de sus visitantes. En concreto, la playa de Carvajal es famosa entre los turistas con familia por su enorme extensión de arena fina dorada con aguas donde se puede hacer pie sin peligro en una gran extensión, o comer dentro de la misma playa en uno de sus numerosos chiringuitos. Otra playa semiurbana es la de Torre del Mar en Vélez, muy similar a las dos anteriores aunque algo más abierta, ideal para las familias y para los que amen la gastronomía, y en general con precios mucho más asequibles que los de la Costa del Sol Occidental. La playa de El Faro en Marbella se distingue de otras playas urbanas por ser más coqueta y de un tamaño menor. Es una de las que mejor ambiente diurno y nocturno tiene, así como más encanto, y se disfruta mejor si después de pegarte un baño en ella terminas la tarde con un café o una copa en el casco antiguo de la ciudad, a pocos metros, en la Plaza de los Naranjos. La playa de Pedregalejo se encuentra en la misma ciudad de Málaga en su zona este, entre los Baños del Carmen y El Palo. Con más de un kilómetro de longitud, está dividida por pequeños espigones que encalman sus aguas y la hacen ideal para disfrutar del agua con seguridad y niños. Su mayor atractivo quizás sea el paseo marítimo, repleto de restaurantes especializados en espetos y mariscos, ya que es el barrio tradicional de pescadores de levante de la ciudad. Otra playa familiar conocida y frecuentada es la del Bajondillo en Torremolinos. Situada en la zona este, cuenta con todos los servicios en todo el kilómetro largo de su extensión, con un ancho arenoso amplio y donde se permiten muchos deportes acuáticos. Una de las playas más animadas de entre las urbanas es la del Bil-Bil en Benalmádena, muy cerca del Puerto Deportivo. Es una playa de corta extensión entre formaciones rocosas, vigilada desde arriba por el castillo del Bil-Bil, de estilo árabe pero construcción fechada en 1927, y que se ha convertido en un emblema de la ciudad. Es una de las playas con más ocio y servicios en las cercanías, con hermosas vistas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies