Blog

Petróleo y sus derivados: más presentes en la alimentación de lo que pensamos.

Petróleo y sus derivados: más presentes en la alimentación de lo que pensamos. En la actualidad, son cada vez más las alternativas que surgen a las fuentes de energía tradicionales, pero lo cierto es que a día de hoy el petróleo sigue siendo la base más sólida sobre la que se construye nuestra sociedad y sus hábitos. Nuestra vida se basa en el petróleo y la mayoría de las cosas que nos rodean dependen de él. Y algo que parece no tener relación con este hidrocarburo, como puede ser el mundo de la alimentación, también emplea en sus procesos de fabricación y derivados. Desde Libona Oil matizamos que no existen alimentos en sí que se compongan exclusivamente de éste producto. Más bien nos referimos a los diferentes añadidos, como antioxidantes, conservantes y colorantes utilizados para producir los alimentos y ni qué decir tiene que estos derivados del petróleo están más presentes en aperitivos o snacks. A continuación te mostramos algunos alimentos basados en derivados del petróleo: Seguramente habrá llegado a tus manos un video en el que se puede ver cómo al quemar unos cuantos doritos, estos arden rápidamente y el aspecto resultante es parecido al del plástico quemado. Esto se debe a la tartracina, un colorante artificial procedente del alquitrán, encargada de dar ese aspecto naranja a estos snacks tan conocidos. La tartracina también está presente en chucherías de colores naranjas y amarillas, así como en bebidas que tengan un color similar. Otros aperitivos como pueden ser las conocidas ‘Pringles’, también se fabrican con colorantes rojos derivados del petróleo. Por otro lado, también existen productos mucho más elaborados que presentan petróleo, como los nuggets de pollo. Estos deliciosos bocaditos, tan recurrentes y consumidos por los más pequeños, contienen aceite de soja hidrogenado con TBHQ, otro derivado del petróleo. Otros alimentos como las pizzas envasadas o los cereales también han sido elaborados con este tipo de aceite. Nuestro equipo de la estación de servicio de Torre del Mar, entiende que seguramente, al leer esto surjan dudas sobre si los alimentos que llevan petróleo o derivados del mismo suponen un riesgo para la salud. Lo cierto es que a corto plazo no tiene por qué haber un efecto directo en la salud de las personas, pero como todo en esta vida, las cosas en exceso pueden ser perjudiciales. Y no sólo por el petróleo, estos productos tienen otros componentes más peligrosos que los mencionados, por lo que desde Lisbona Oil es recomendable leer las etiquetas de los productos si queremos evitar determinados componentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies