Blog

Las caravanas, una opción de vacaciones (y de vida) en auge

Las caravanas son un tipo de vehículos que todos hemos visto muchas veces en la carretera, pero que si no hemos tenido una, se nos hacen extrañas y dudamos sobre su comodidad y ventajas. . Sin embargo, según datos de 2016 de la Federación Española de Camping, en los meses de julio, agosto y septiembre hubo más de 21 millones de pernoctaciones de caravanas en camping en la península. El auge de las caravanas o del “caravaning” es un hecho que se nota en las ferias anuales que se celebran por toda Europa, con cada vez más compras de estos vehículos-vivienda. A juicio de sus usuarios, las caravanas son “un modo de vida”. La mayoría de sus propietarios las emplean para planear y experimentar vacaciones largas, dedicadas a visitar sitios distantes haciendo alto durante días o semanas en campings o emplazamientos especializados… si los hay. Quizás el principal problema de las caravanas sea y ha sido siempre la falta de lugares específicos para aparcar y moverse. En muchas ciudades el paso de caravanas está restringido, y el aparcamiento, directamente prohibido. Por eso, los “caravanistas” suelen ser también campistas consumados, que conocen a la perfección la red de campings de uno o varios países, que les sirven de “base de operaciones” durante sus viajes. En cualquier caso, es posiblemente un modo ideal de hacer turismo: llegar a una nueva ciudad, aparcar, visitarla a fondo, dormir en la caravana si es necesario, y cuando ya está vista, arrancar y moverse a la próxima ciudad o lugar interesante. También hay otro grupo, menos numeroso, de caravanistas que literalmente viven en sus vehículos durante todo el año. El ahorro que supone es impresionante, aunque ¿compensa la incomodidad? Para sus practicantes, sí que compensa y mucho. Hoy día incluso las caravanas más pequeñas cuentan con un espacio aprovechado al milímetro con todas las comodidades, y las que faltan, las pueden suplir con facilidad si eligen el camping con los servicios adecuados. Mucha gente usa la caravana como alternativa infinitamente más barata a una vivienda convencional, aunque son sobre todo parejas y personas jubiladas las que mejor aprovechan esta peculiar forma de vida. Para quienes están retirados, es una manera bastante cómoda y muy barata de pasar el verano en el norte y el invierno en el sur, por ejemplo. No hace falta comprar una caravana para probar esta experiencia. El alquiler de caravanas también está en expansión. Los precios asequibles y la variedad cada vez mayor de la oferta han hecho que el interés por su uso haya aumentado mucho. Los datos estadísticos dicen que tanto los que compran como los que alquilan son principalmente de dos franjas de edad diferenciadas: entre los 36 y 54 años, y entre 55 y 69 años. Los primeros, familias o parejas maduras en buena situación económica que usan las caravanas durante sus vacaciones, y los segundos, casi siempre parejas jubiladas que viven todo el año o la mayor parte de él en la caravana. Y un dato curioso: casi todos los usuarios de caravanas son personas que disfrutan con la buena comida y los viajes gastronómicos. Quizás porque ya puestos a viajar, ¿para qué hacer la comida en casa cuando hay tantas cosas que probar ahí fuera?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies